martes, 2 de febrero de 2016

Los cuidados durante el embarazo.

Desde el primer momento en el que eres consciente que vas a ser mamá, te vienen muchas dudas y preguntas que ansías darle respuesta de inmediato, sobre todo si eres madre primeriza. ¡Estoy embarazada! ¿Y ahora qué? De repente tu vida “cambia” por completo. ¿Podré comer esto? ¿Podré comer lo otro? ¿Puedo seguir utilizando mis cremas? ¿Cuál es la mejor hidratación para mi piel? Un sinfín de incógnitas que con los días y “consejos” se despejan. No debemos obsesionarnos, estar embarazada NO es estar enferma. Lo más importante es ser consciente del maravilloso momento y la etapa que estás viviendo y darle la importancia a lo que realmente tiene.
El otro día leí un artículo de futuras mamis que decía que en esta etapa se reciben muchos consejos y sugerencias. A veces sin fundamento, en otras ocasiones por inercia, por decir algo y la mayoría de ellos gratuitos, es decir, que vienen sin haber preguntado. Las recomendaciones nunca vienen mal pero son muchas y diferentes las opiniones y metodologías que nos llegan. Como dicen, cada maestrillo tiene su librillo, así que lo mejor, es escuchar pero dejarse llevar por lo que cree y piensa uno mismo. Y dicho esto, voy a compartir algunas utilidades y deberes que los expertos si recomiendan y que debemos llevar al pie de la letra.


Foto: El primer mes con tu bebé. 

Respecto a la alimentación, Eva Palacios, experta en nutrición de la Clínica Dra. Laura Fernández nos recuerda que a la hora de planear querer ser madre, debemos saber que la salud que tengamos en ese momento ya implica la que le vas a trasmitir a tu futuro hijo. La importancia de hacer una dieta sana y equilibrada es lo más importante. A su vez, seguir un consejo importante (o necesidad) como el de tomar el ácido fólico, e incluso acompañar la alimentación con multivitamínicos, sobre todo, aquellas futuras madres que casi no prueban las frutas y las verduras.
Atrás quedó el mito de…Ahora, “debes comer por dos”. Lo que se recomienda es comer varias veces al día para que el futuro bebé no pase hambre. Es muy importante no saltarse las comidas, es mejor comer menos pero en intervalos cortos que comer abundante una vez y estar mucho tiempo en ayunas.
Si queréis consultar sobre una dieta especializada, Eva Palacios puede ser vuestra guía durante esta etapa. 

Foto: ecoticias.
No podemos hablar de consejos nutricionales sin mencionar, la importancia del ejercicio físico en todo el embarazo y después del parto, para preservar nuestra masa magra del organismo, controlar el azúcar sanguíneo, reducir el estrés y mejorar el retorno venoso en las piernas, y por qué no, para mantener y recuperar nuestra figura.
Si ya practicabas deporte antes de quedarte embarazada, salvo que tengas alguna patología y tu médico te recomiende lo contrario, no debes dejar de hacer. Eso sí, de manera moderada y adaptada a tu “nueva situación”. Quedan terminantemente descartados los deportes de impacto y, por supuesto los de riesgo. Si no haces ningún deporte de manera habitual durante el embarazo es imprescindible caminar a diario para favorecer la circulación de retorno en las piernas.
En mi caso, he recurrido al yoga durante el embarazo. Es saludable para el cuerpo y la mente y muy beneficioso desde la concepción hasta el nacimiento. Las sesiones a las que acudo están especializadas para futuras mamis. (Yoga en Ibiza). 
Foto: El primer mes con tu bebé. 



Foto: Blog Okdiario

Para terminar con estos “tips”, no podría dejar de mencionar la hidratación intensa que nuestra piel necesita durante esta etapa. Debido al rápido aumento del volumen durante el embarazo en la zona del pecho y abdomen, necesitamos mantener muy hidratada nuestra piel para que se mantenga elástica y así prevenir la aparición de estrías y flacidez. Son muchas las cremas y opciones que existen en el mercado. Estas son las que estoy utilizando. Inicialmente opté por combinar Trofolastin y aceite de almendra y aceite de rosa mosqueta. Pero, definitivamente opté por crear mi propio “potingue” mezclando y alternando la crema NIVEA (tapa azul de toda la vida) con aceite de almendra y aceite de rosa mosqueta.



Desde aquí, dar las gracias a los consejos de me acompañan desde la Clínica Dra. Laura Fernández. Podéis consultar para tratamientos específicos para embarazadas respecto a la hidratación, la salud y la alimentación en esta etapa. 

Quiero despedir este post con dos vídeos de una página que os puede servir de ayuda. Un toque de humor y cariño para esta fase. No dejéis de visitarla: El primer mes con tu bebé


Seguimos dando pasos junt@s y próximamente, con muchas novedades. 

2 comentarios:

  1. Ay los cuidados del embarazo!! Y no has notado que tienes la piel de la cara la tienes más seca? Yo ha sido la única época del año que me he puesto crema nutritiva jajaja!! Estoy contenta que lo lleves así de bien! Un beso desde Mallorca!!

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado los consejos!! En esos momentos es vital a personas que sepan de experiencias pasadas que tienen consultorios en la red de matronas online, ayudan un montón a las madres primerizas

    ResponderEliminar